Los incendios forestales dejaron muchas historias de dolor entre las personas afectadas por el fuego y las víctimas mortales. Pero además de esto, en medio de la catástrofe se esconden relatos de situaciones insólitas e, hasta cierto punto, incomprensibles.

Es el caso del voluntario de Bomberos Alexis Aguilera, integrante del Cuerpo de Bomberos de Los Ángeles, quien el próximo lunes tendrá que enfrentar un comparendo en la Inspección del Trabajo (IT) luego de ser despedido de su empresa por acudir a combatir las llamas en la comuna de Hualañé, provincia de Curicó, región del Maule, del 22 al 24 de enero.

Aguilera solicitó formalmente la autorización de su empleador, una compañía que presta servicios a VTR,  antes de partir con sus compañeros a trabajar en la emergencia.

La urgencia, la gravedad de la crisis que afecta a nuestro país y la voluntad del bombero fueron totalmente obviados por su jefe que, a pesar de disponer de un certificado acreditando su labor, decidió despedir al voluntario.

Según publica Bomberos de Los Ángeles en su cuenta de Facebook, el comparendo se realizará luego de que la institución hiciera la denuncia ante la Inspección del Trabajo.