El delito está prescrito. Así de claro fue el fiscal nacional Jorge Abbot cuando se le consultó por la información revelada hoy por una revista brasileña, que daba cuenta del financiamiento irregular que habría recibido la campaña de la presidenta Michelle Bachelet en 2013 por parte de la cuestionada constructora OAS.

“Si al Ministerio Público llegan antecedentes que van a abrir nuevas líneas de investigación tengan por cierto que se harán las investigaciones que correspondan”, afirmó Abbot a Cooperativa. “Efectivamente está la situación del financiamiento inadecuado de la política. Ahora hay que ver si eso es o no constitutivo de delito y hay que ver exactamente en qué forma se habría producido algún financiamiento con infracción a la ley. Si es por la Ley Electoral, tiene un plazo de un año y ese ya transcurrió”, agregó.

Sin embargo, Abbot no descartó que a raíz de la informaicón puedan surgir otras infracciones de carácter tributario. “Si al Ministerio Público llegan antecedentes que van a abrir nuevas líneas de investigación tengan por cierto que se harán las investigaciones que correspondan”, dijo.