Un amplísimo operativo policial formado por veinte policías y seis patrullas protagonizó un escándalo con tres mujeres que practicaban topless en una playa de Necochea (Argentina).

Según publica el diario Clarín, todo comenzó cuando un agente solicitó a las mujeres que dejaran de tomar el sol con el torso nudo. La intervención del policía provocó una discusión entre las mujeres, los agentes de seguridad y otros turistas que derivó en un operativo desproporcionado. La discusión fue subiendo de tono hasta que otra agente, que llegó luego, advirtió: “La próxima vez que nos llamen, te pongo los ganchos y te bajo a la comisaría”.

Finalmente, las bañistas se pusieron la parte de arriba de sus bikinis y abandonaron la playa advirtiendo que se trataba de un abuso de autoridad y violencia machista.

Según señala el medio, fue un turista quien advirtió a los oficiales de la presencia de tres mujeres practicando topless .