Un motín en el módulo cuatro de la cárcel de Colina II dejó 12 internos y nueve funcionarios de Gendarmería. Según informó la institución, el origen de este hecho fue una pelea iniciada luego de un allanamiento realizado para sacar elementos peligrosos de las celdas.

Según declaró a Cooperativa el coronel Sergio Alarcón, director metropolitano de Gendarmería, “como institución vamos a iniciar una investigación de la razones de por qué comenzó la pelea y de cómo ocurrieron los hechos. Presentaremos las querellas respectivas al Ministerio Público producto de los gendarmes que resultaron lesionados, porque esto no puede ni debe ocurrir”, afirmó.

Tanto funcionarios como internos fueron enviados a los respectivos centros asistenciales.