El reconocido merkén Marco Polo recibió una alerta de retención y prohibición de venta esta tarde, después de que la Seremi de Salud de Magallenes emitiera una alerta al descubrir la presencia de una toxina cancerígena.

Se trata de la Ocratoxina A (OTA) una sustancia tóxica producida por un moho y que puede provocar problemas renales. Está presente de forma natural en una serie de alimentos como cereales, cacao, frutos secos, café, cerveza o vino, pero no en los niveles encontrados en Magallanes. Además de cancerígena, la toxina tiene propiedades negrotóxicas, teratógenas (que producen efectos congénitos en el feto) e inmunotóxicas (que afectan el sistema inmunitario).

“Es la primera alerta alimentaria que tenemos este año y corresponde a partidas del condimento merkén de la empresa Marco Polo, las cuales deben ser retenidos por las empresas y establecimientos que los expenden, para efectuar la revisión del caso, que se está realizando en la ciudad de Santiago”, aseguró Óscar Vargas, seremi de Salud.

Desde el Minsal precisaron que se trata de una alerta en desarrollo, ya que una muestra de la misma marca tomada en la región de La Araucanía no arrojó los niveles de Ocratoxina. “Queremos llamar a la calma a la población, nadie va a morir ni le va a dar cáncer inmediato por comer merkén. Estamos diciendo ‘no consuma este merkén’ y si lo tiene en su casa, bótelo, deshágase de él“, aseguró la doctora Silvia Baeza, del Departamento de Alimentos y Nutrición del Ministerio de Salud.