Al drama humano y las pérdidas habitacionales por los incendios forestales que azotan la zona centro sur del país se suma la dramática situación de los animales.

Ante la magnitud de la catástrofe, el foco principal de para ayudar a los animales ha sido la recolección de forraje y colaboración veterinaria para asistir principalmente al ganado y las especies domésticas afectadas.

A su vez, si bien el SAG, en conjunto con el Colegio Médico Veterinario y voluntarios, han acudido en ayuda de fauna nativa como zorros, quiques, lagartijas, serpientes chilenas, gato colo colo, güiña, chingue, monitos del monte, pudú y algunas aves, hoy Chile no cuenta con un protocolo o un departamento del SAG específico para esto.

En este escenario, especies polinizadoras de vital importancia ecológica como las abejas, han quedado fuera de los principales canales de ayuda desplegados. Millones de abejas en sus cientos de colmenares ya han muerto producto del fuego y la devastación que las llamas has provocado.

Ante esta situación, la Federación Red Apícola Nacional, liderada por Misael Cuevas y el senador de la región de O´Higgins, Juan Pablo Letelier, se han unido en una campaña para salvar a las abejas que quedan vivas en las zonas afectadas para llevarles “alimento”, haciendo un llamado a recolectar el máximo de azúcar para entregar a la Federación Red Apícola Nacional y otras entidades que agrupan a apicultores.

Para Cuevas, “es sumamente importante que la gente entienda que si queremos recobrar algo de la flora y fauna de los sectores dañados por el fuego, tenemos que comenzar por recuperar a nuestros polinizadores, y esas son las abejas”.

Por su parte, la organización civil Orca Chile se encuentra recolectando azúcar para acudir en ayuda de las abejas de cultivo y nativas las cuales no disponen de flores para alimento.

Cabe recordar que las poblaciones de abejas han sufrido graves descensos a nivel mundial debido al fenómeno de desaparición masiva, bautizado con el nombre de Colapso de Colonias de Abejas o CCD, por sus siglas en inglés (Colony Collapse Disorder) como consecuencia del uso de indiscriminado de pesticidas.