Durante el pasado miércoles, siete subcontratistas CGE fueron detenidos en Curepto por su presunta responsabilidad en el inicio de un incendio mientras desarrollaban labores sobre el tendido eléctrico.

Hoy, la empresa reaccionó negando completamente las acusaciones y señalando que los trabajadores pudieron ser presionados para reconocer su autoría en el siniestro.

A través de un comunicado, según consignó el Diario Financiero, la c0mpañía señaló que “rechazamos la manera en que fueron detenidos los brigadistas de la empresa contratista, quienes acusaron presiones para reconocer acciones que no han cometido y que hasta ahora desconocen y no han tenido acceso a los antecedentes en que se habrían fundado sus acusaciones”.

Además, precisaron que “en la zona que se identifica como punto de origen del incendio no se desarrolló ninguna actividad con empresas contratistas en la fecha referida”.

La empresa eléctrica enfatizó que lamenta que “se tomen acciones apresuradas contra nuestros contratistas”, lo que incluso ha afectado sus derechos fundamentales y recalcaron que los contratistas se mantendrán trabajando en la mantención del servicio público eléctrico.