En medio de las altas temperaturas que se han hecho sentir en toda la zona central durante este verano, un leve descanso en las máximas de calor son recibidas como una buena noticia. En los próximos días, las y los habitantes de la Región Metropolitana vivirán un descenso en el calor y hasta inesperadas lluvias.

Así lo confirmó el meteorólogo Gianfranco Marcone a Radio Bío Bío, quien aseguró que durante la noche del viernes podrían presentarse lluvias en los sectores altos precordilleranos de la región.

Desde el viernes en la noche, hasta la mañana del día sábado, desde las 20:00 hasta las 7:00 horas del sábado caerán gotas en cordillera seguro, en precordillera algo también y en el valle solo algo probable”, resumió.

Para este viernes, en tanto, se espera una máxima de 25 grados, algo que se mantendrá durante el sábado, donde se esperan 26°. Sin embargo, a partir del domingo, las temperaturas volverán a subir.

“El sábado estará de nublado a despejado, esa probabilidad de precipitaciones va a estar presente al menos hasta la mañana del sábado, después en la tarde debería ir despejando de a poco y ya el domingo superamos los 30° con el cielo despejado“, sostuvo.

El evento climático se comenzará a sentir desde la tarde y noche de este jueves en los sectores interiores de las regiones de Coquimbo y O’Higgins.