Reconociéndose como un espacio donde la gente pasa gran parte del día y, a la vez, como principal plataforma en donde los diversos medios de comunicación difunden sus noticias, Facebook se prepara para combatir el uso de su espacio para quienes buscan crear informaciones falsas.

Según consignó La Tercera, la compañía liderada por Mark Zuckerbeg decidió iniciar una serie de modificaciones desde esta semana, donde la red social mostrará cuando las noticias son auténticas a través de un algoritmo especial.

Durante el año pasado, en Estados Unidos, una serie de noticias y titulares falsos vinculados a Donald Trump alcanzaron una inusitada popularidad en las redes sociales. En Chile, otras publicaciones falsas como las vinculaciones de la diputada Camila Vallejo con la supuesta compra de un auto marca Audi, de 49 millones, fue una de las informaciones que lograron mayor interés. Además, a raíz de los incendios forestales, el debate sobre las noticias de dudosa procedencia se ha profundizado en nuestro país.

Paul Henderson, uno de los divulgadores y mentores de noticias falsas sobre la Casa Blanca, reconoció a The Washington Post haber recibido hasta 10 mil dólares por la difusión de sus falsas informaciones.

Por ello, Facebook anunció que ha decidido categorizar las páginas que piden explícitamente que los usuarios marquen “me gusta”, realicen comentarios o compartan el contenido. La red social ha mejorado su algoritmo matemático que identifica y clasifica este tipo de informaciones.

“Anticipamos que la mayoría de páginas (los perfiles de medios o de figuras importantes) no van a notar ningún cambio en la distribución de sus contenidos. Algunas verán que su tráfico aumenta o que tiene más ‘clicks’”, señaló la compañía a través de un comunicado.

De la misma manera, Facebook verificará la legitimidad de las publicaciones que están logrando mucho tráfico y relevancia y quitará publicidad de sitios conocidos por publicar noticias falsas. Google también podría sumarse a la cruzada.