La Fiscalía Naval elevó a 14 el número de víctimas que fueron grabadas y fotografiadas al interior del Buque Escuela Esmeralda, luego de que se destapara la noticia de que un integrante de la dotación fue sorprendido espiando a su compañera mientras dormía.

Según lo señalado por La Estrella de Valparaíso, el hecho ocurrió en julio pasado, cuando la embarcación se encontraba en Honolulu, Hawaii. Ahí, uno de los suboficiales en evidente estado de ebriedad ingresó al sector destinado al dormitorio de las mujeres y fotografió con su teléfono a una de sus compañeras, que entonces dormía a torso desnudo.

Sin embargo, la investigación de la Fiscalía Naval reveló que no fue solo una mujer afectada, como se informó en un principio, sino que fueron 14 las tripulantes de la Esmeralda víctimas del fisgoneo sexual. La publicación añadió que la noche del incidente, algunas dormían ligeras de ropa o simplemente desnudas debido a las altas temperaturas del verano del hemisferio norte.

Además, se agregó que el suboficial implicado recorrió las habitaciones captando a sus compañeras con el celular y el flash se escapó en algunas fotografías, provocando que las mujeres despertaran y la guardia nocturna de la embarcación lo sorprendiera. En tanto, en su teléfono fueron encontradas una veintena de fotografías de las tripulantes, por lo que el sujeto en cuestión fue desvinculado de la Armada y el caso quedó en manos de la Brigada de Delitos Sexuales y Menores de Valparaíso.

El hecho se sumó a lo ocurrido en la fragata Lynch, donde Raúl Órdenes Vega fue expulsado de la institución luego de que se descubriera un complejo sistema de espionaje a sus compañeras de armas. Órdenes, sin embargo, fue dejado en libertad tras el pago de una fianza de $200 mil, mientras que los otros implicados serán informados de sanciones administrativas.