Luego de sobrevivir a una complejo diagnóstico médico, Brandon Hernández Huentecol, el joven mapuche de 17 que recibió un disparo en la espalda de parte de un carabinero, en medio de un operativo policial en la comunidad rural de Collipulli, fue dado de alta este viernes luego de varias semanas internado.

Según informó Prensa Opal, el joven salió de la Clínica Alemana de Temuco, donde vivió más de una decena de intervenciones quirúrgicas debido a su complejo estado de salud.

Desde el recinto médico confirmaron que un total de 100 perdigones quedaron alojados en su espalda, a la altura de la cadera, luego del cuestionado disparo del policía, que fue catalogado en su institución como “un accidente”.

Antes de que se retirara de la clínica, Brandon Hernández Huentecol fue interrogado por la Brigada de Homicidios de la PDI. Posteriormente, el joven y su familia fueron acompañados en caravana por las comunidades mapuche para celebración su recuperación y regreso a Collipulli.