Esta mañana la presidenta Michelle Bachelet nombró al actual subsecretario de Obras Públicas, Sergio Galilea, como Coordinador Nacional de Emergencia. En ese rol deberá administrar la reconstrucción de las zonas damnificadas por los incendios.

“Él va a estar en terreno junto a la gente, escuchando las necesidades y agilizando los servicios públicos en los plazos acordados”, aseguró la mandataria.

En 2014 la Contraloría General de la República reprochó que Galilea faltó al control de los dineros destinados para la reconstrucción de Chaitén cuando fue Intendente de Los Lagos entre 2008 y 2010. Según estableció el entonces contralor, Ramiro Mendoza, el hoy Coordinador Nacional de Emergencia debió “establecer un proceso de control al menos aleatorio”, para evitar irregularidades en la entrega de los “bonos Chaitén”, lo que “en definitiva no aconteció”.

Pese a esto, Galilea le restó responsabilidad en los hechos, liberándolo de pagar una multa de más de $ 800 millones, como recomendaba el fiscal al tribunal de primera instancia de Contraloría. Entre sus descargos ante el organismo fiscalizador, Galilea vinculó a la hoy vocera de gobierno, Paula Narváez, con los hechos.

“Señala (Galilea) que a él sólo le habría tocado enfrentar las primeras semanas de la emergencia, volviendo a sus labores habituales una vez que la delegada presidencial (Narváez) se habría hecho cargo a partir del 27 de junio de 2008… y que todo el mando habría recaído en la Delegación Presidencial”, se lee en el documento de Contraloría.