En una entrevista publicada hoy por el diario El País de España el ex presidente Ricardo Lagos abordó la situación de emergencia del país, el asenso de Trump y la política latinoamericana, pero también fue consultado sobre su rival más fuerte en la interna de la Nueva Mayoría.

Al respecto, el precandidato presidencial señaló sobre Guillier que “parece que están cansados de vernos a los mismos y él es la novedad”, añadiendo que “es una respuesta muy poco sofisticada, muy simple. Es un deseo de decir intentemos por otro lado, la misma coalición pero con un rostro distinto. Pero no es mi estilo criticar. Por eso cuando me embarqué en esto, con la edad que tengo, dije que no es un demérito perder en democracia. Conocía las dificultades, aunque no pensé que eran tantas. He recibido llamados de amigos míos, que dicen en qué te metiste”.

Además, Lagos descartó que Guillier sea un candidato “fuera del establishment”. “El formalmente pertenece a una coalición. Otra cosa es que usted diga “no tiene ideas muy claras, no se le aparecen”, criticó el ex presidente, agregando que “eso es un debate político, pero él reconoce su adscripción a una coalición de partidos. Por esa razón él es parte del establishment también”.

Consultado sobre el poco arrastre que ha tenido hasta ahora en el Partido Socialista, Lagos lo atribuyó a las pugnas internas. “Es una cuestión de la dirigencia, un tema de la petit histoire, no vale la pena. La base me quiere mucho. Se cruzó algo inadecuado, la elección de presidente del partido. Como este no es un sistema parlamentario, el jefe del partido no es el candidato. Ahí está el enredo”.