A través de una entrevista con La Tercera el ex presidente de Asipes, bajo investigación, negó haber cometido delito alguno y aseguró que las asesorías que le enviaba a la senadora Jacqueline Van Rysselberghe, también presidenta de la UDI, fueron realizadas en el contexto de la amistad.  

“Nos conocemos desde hace años. Nos conocimos en la universidad, cuando yo estaba saliendo. Tenemos una relación de amistad”, explicó Luis Felipe Moncada. “El punto en el cual ella me pidió opinión, y por el que hoy día se ha armado un gran ruido, es una ley en la cual el sector industrial no tenía intereses involucrados, que era el proyecto de pesca con línea de mano de jurel para los artesanales. Me lo pidió a título personal sabiendo que yo tengo una larga trayectoria en materia pesquera y mi respuesta tiene que ver con un aspecto de conservación y de mejor fiscalización de las capturas dentro de la ley, en línea con lo que se había aprobado en 2012. Ése es mi intercambio que ha producido gran ruido en el último tiempo, no es más que eso”, agregó el ex dirigente gremial.

Así, todo habría sido un intercambio impresiones entre dos amigos: una parlamentaria y un experto. “Ella me hace algunas preguntas y yo le respondo desde el punto de vista técnico. Si una persona, en el caso mío, a título personal, no puede dar una opinión a un parlamentario sobre un tema en el cual tiene experiencia, un tema en el cual hay bastante poca expertise en Chile, sencillamente no sé cómo podrían los parlamentarios aproximarse a los temas más complejos”, alegó Moncada.

“Ella estimó que tenía un experto a la mano, que era yo, nos conocemos hace 25 años, o quizás más, entonces eso fue. Ahora, probablemente hoy día con la Ley de Lobby sería distinto, (pero) en ese minuto no estaba vigente”, agregó el empresario.