A través de Twitter, el fiscal general de Washington, Estados Unidos, informó que la petición del gobierno de Trump fue rechazada ante el Tribunal de Apelaciones número nueve, que actúa como corte superior de todos los Estados del Oeste de ese país.

Los abogados gubernamentales solicitaron que se dejara sin efecto el bloqueo temporal dictado por el juez para salvar el polémico decreto que ha dejado sin poder entrar al país al menos a 60.000 personas y causado el caos en los aeropuertos del país, donde además cientos de abogados voluntarios se ofrecen para ayudar a poner recursos legales que impidan la expulsión. En esos lugares miles de personas esperan en tránsito poder volver a sus países de origen o aguardan los resultados de sus apelaciones.

Esta batalla judicial empezó hace 10 días, cuando el presidente Trump promulgó una orden ejecutiva, lo que en Chile calificaría como decreto con fuerza de ley, que suspendió todos los visados de siete países de mayoría musulmana: Irán, Irak, Yemen, Siria, Libia, Somalia y Sudán. Además, el documento acabó indefinidamente con la acogida de refugiados sirios.

Pese a que hubo denuncias contra la orden en tribunales locales, fue producto de la denuncia de dos estados federales, Washington y Minnesota, que se la denunció en sus términos generales. Esto logró que el pasado viernes un juez federal, James Robart concedió la medida cautelar de suspender completamente y en todo el país la aplicación de la orden de la Casa Blanca mientras no se resuelva la demanda. Luego del fallo de ayer esto se mantendrá así.

El Tribunal de Apelaciones número nueve es la última instancia judicial antes de que el caso acabe en el Tribunal Supremo de Estados Unidos, máximo órgano judicial que, además, sienta jurisprudencia a futuro.