Esta tarde, el diputado del Movimiento Autonomista Gabriel Boric salió al paso de las críticas de Andrés Tagle, consejero del Servel, quien acusó al magallánico y a Giorgio Jackson de estar “cazando moscas” cuando se tramitó la ley electoral.

“En esa ley nosotros hicimos observaciones en este trámite y justamente respecto a este punto hicimos alguna observación en el sentido de la claridad de las mismas”, dijo el diputado a La Segunda.

Los jóvenes parlamentarios del Frente Amplio habían salido al paso de la decisión del Servicio Electoral de “facilitar” el proceso de refichaje a través de un correo y una cédula de identidad, beneficio que va solo para los partidos tradicionales. Acusaron directamente presiones políticas. Por esto, varios agrupaciones emergentes han evaluado acudir a la justicia acusando discriminación.

Me parecen declaraciones un poco desesperadas, para tratar de salvar del escándalo en que ellos mismos se metieron. La pregunta es ¿por qué el Servel en mitad de un proceso decide cambiar las reglas del juego'”, dijo Boric.

El diputado también le sacó al ruedo a Tagle su militancia en la UDI, razón por la que es consejero Servel, ya que estos se eligen de acuerdo a un cuoteo político. “Yo no cuestiono su profesionalismo en ningún caso, pero los consejeros del Servel se eligen en función de preferencias políticas. Eso es algo que tenemos que discutir para ver cómo se evita, y también evitar que estas instituciones sean susceptibles a las presiones”, afirmó.

“Tagle es evidentemente un militante de derecha”, finalizó el diputado.