El integrante del Consejo del Servicio Electoral, Andrés Tagle, respondió a las críticas de los diputados Gabriel Boric y Giorgio Jackson debido a la decisión del Servel de flexibilizar los mecanismos con que las colectividades podrán refichar a sus militantes.

Al respecto, Boric enfatizó que los partidos políticos tradicionales se han desmoronado y ya no representan a sus bases.  Todas esas frases comunes que tienden a decir desde la elite política, ‘dejen que las instituciones funcionen’, al final se va a las pailas cuando son ellos mismos los que las controlan (…) a mitad de camino cambiaron las reglas de juego cuando se dieron cuenta de que los partidos no eran capaces de convocar a su propia militancia”.

Del mismo modo, Jackson calificó como “vergonzoso” el hecho de que el Servel haya cedido a las presiones de los principales partidos.

Por su parte, Andrés Tagle respondió a las críticas de los parlamentarios, asegurando que “es impresentable que diga que yo fui presionado por algún partido político, mucho menos he sido presionado por el PPD, eso es una ridiculez. Es falso”, según consignó El Mostrador.

Además, agregó que “si a los Boric y a los Jackson, cuando esta ley se tramitó se les pasó la vieja, no nos hagan responsables al Servel. Si estaban en la Cámara cazando moscas cuando se discutió la afiliación en partidos y solo se creó este engorroso mecanismo que es absolutamente ineficaz en vez de dejar al Servel atribuciones para hacer clave única en afiliación a un nuevo partido, ese no es un problema del Servel. Estaban paveando cuando se discutió esto”.

Aunque para los partidos emergentes se permite firma electrónica, el consejero del Servel aseguró que “es inútil, porque hay que contratar los servicios de un certificador, un trámite absolutamente engorroso”.