Durante el pasado 7 de enero, el arzobispo Ricardo Ezzati cumplió 75 años, razón por la que tuvo que presentar su renuncia ante la Santa Sede, tal como mandata el derecho canónico para estos casos.

Sin embargo, el Papa Francisco decidió ratificar a Ezatti como arzobispo de Santiago por un tiempo indefinido, lo que fue informado por el propio cardenal Ezzati a vicarios pastorales, párrocos y presbíteros, a través de una carta.

Según consignó El Mercurio, dentro de la misiva enviada al clero, Ezzati señala que “he recibido el encargo de comunicarles que, a raíz de la presentación de mi renuncia al cargo de arzobispo de Santiago, de acuerdo a lo establecido en el canon 401, a través del secretario de Estado, el Santo Padre me ha pedido seguir en el cargo donec aliter provideatur (indefinido)”.

En esa dirección, el religioso añadió que buscará desempeñarse “con la misma disponibilidad de siempre, seguro de la oración y fraterna comunión con ustedes”.

El cardenal chileno podrá participar de los cónclaves de elección de Papa hasta que cumpla 80 años, mientras se espera que pueda reunirse el próximo 23 de febrero, junto a otros obispos del país, con el Papa Francisco.