Desde la mañana del pasado martes se encuentra detenido en la ciudad de Cusco un ciudadano chileno de 21 años, acusado de rayar un vagón del tren que facilita los viajes hacia Machu Picchu.

Según los informes realizados por la policía peruana, el joven Cristóbal Andrés Sandoval fue sorprendido por el morotista de la empresa Inca Rail rayando el carro del tren, a la altura del kilómetro 110 de la vía férrea que lleva a los turistas y viajeros desde Cusco hasta el complejo patrimonial.

La policía fue avisada de inmediato de la intervención del joven turista chileno, quien fue detenido y acusó haber ignorado que el hecho constituía un delito.

Al momento de ser detenido, Sandoval tenía en su poder diversas latas de pintura en aerosol, con las que había desarrollado un graffiti de 1,5x 2,2 metros con las letras “FULS”.

Por su parte, la fiscal María Teresa Huaca Cateriano, de la Fiscalía Mixta de Machu Picchu, señaló que la detención se realizó bajo el presunto delito de daños contra el patrimonio particular y público. El hecho fue duramente cuestionado por los usuarios de redes sociales, quienes cuestionaron “el motor turístico” de algunos viajeros que llegan en masa a Perú.