La senadora y presidenta de la UDI Jacqueline Van Rysselberghe parece empecinada en poner bajo la lupa al diputado Gabriel Boric. Así lo demostró a través de un tuit en sus redes sociales, donde la parlamentaria compartió una publicación del medio digital El Muro, de propiedad del ex diputado UDI Gonzalo Arenas, que difundió algunas acusaciones contra el magallánico.

En el artículo, aseguran que el parlamentario utilizó en su periodo de vacaciones un buque de la Armada para un objetivo personal, y no como parte de su rol legislador, según consignó El Dínamo.

En Isla Lennox, Boric habría viajado junto a otros 28 descendientes croatas a bordo del buque Armada PSG-78 Sibbald, con el objetivo de inaugurar un monumento a su antepasado: Juan Boric. Esta información, que pasó casi desapercibida en redes sociales, fue compartida por Van Rysselbergue junto a un irónico comentario.

 “¡Vaya, vaya!!! ¿No es este el diputado q hace gárgaras en contra de los demás???”, escribió en su Twitter.

Sin embargo, para infortunio de van Rysselberghe, tanto el diputado como la Armada de Chile aclararon la polémica. “Esto fue un apoyo como uno más de los que realiza regularmente la Armada en zonas aisladas y se aprovechó un medio, no es que se haya puesto el buque exclusivamente a disposición de esa familia”, dijo Álvaro Carrasco, comandante en jefe (s) de la Tercera Zona Naval al medio El Pinguino.

“La Armada realiza viajes de abastecimiento regulares a las Alcadías de Mar y en ese marco se hizo una solicitud formal de poder sumarnos en uno de esos viajes a isla Lennox, que es el lugar al que llegó nuestro bisabuelo en 1895. La Armada acogió la solicitud que, en todo caso, no fue hecha personalmente por mí. Por lo tanto, este viaje no significó ningún gasto para el Estado, de modo alguno”, dijo Boric al mismo medio.