El decreto que el presidente de EEUU firmó el pasado 25 de enero para construir un muro de 3.180 kilómetros en la frontera con México, no solo afectará a los inmigrantes, sino que también pone en riesgo a los animales que viven en ese límite.

En una entrevista con CNN, el analista ambiental, Iván Restrepo, advirtió que el levantamiento de esa barrera podría tener graves consecuencias para la circulación de las especies entre ambos países: “Acabaría primero con la unidad de los ecosistemas, a lo cual nos hemos comprometido en tratados internacionales”, señaló el experto.

Restrepo también explicó que los animales estarían bajo condiciones climáticas no adecuadas y que van a carecerían de alimentos: “Va a romper el equilibrio de ecosistemas que han existido durante miles de años entre los dos países”, indicó.

No es primera vez que expertos e investigadores advierten sobre este problema. Un estudio publicado el 2011 ya se adelantó a lo que se viene y entre sus principales conclusiones reveló que “nuevas barreras a lo largo de la frontera aumentarían el número de especies en riesgo, especialmente en las tres regiones identificadas (California, Archipiélago Madrense y la costa del Golfo), que deberían ser priorizadas para mitigar los impactos de las barreras actuales”.