Las indagaciones en el caso SQM en las que participa el fiscal adjunto Claudio Rebeco podrían abrir una nueva arista en la trama de financiación ilegal de partidos.

Según publica El Mostrador, se trataría de una “posible triangulación de dineros para actividades de la UDI” que apuntaría, presuntamente, a la empresa Copra S.A., vinculada a nombres clave de la derecha como el exsenador Andrés Chadwick, primo del expresidente Sebastián Piñera, Luis Cordero, y el exsenador Pablo Longueira.

El medio informa que, según las declaraciones del fiscal Claudio Rebeco de esta semana, se trataría de una serie de operaciones llevadas a cabo entre 2009 y 2013, cuando Longueira fue senador y luego ministro de Piñera. En concreto, explica que “la existencia de dos préstamos concedidos por la empresa Copra S.A: el primero de ellos, por $100 millones, destinado al financiamiento de la campaña política del partido gremialista, que luego fue pagado, parcialmente, por la asesora histórica de Longueira, Carmen Luz Valdivieso; y el segundo, por un valor de $25 millones, a petición del exsenador, el cual habría sido pagado por su hijo homónimo, aunque se desconoce el origen del dinero usado para saldar estas deudas”.

La firma Copra S.A., fue constituida en 1986 por Andrés Chadwick, Pablo Longueira, Luis Cordero y Andrés Serrano.

El avance de las investigaciones en esta línea podrían ser una nueva arremetida contra la UDI.