El escritor chileno Ariel Dorfman, autor de La muerte y la doncella, comparó hoy el odio en la sociedad estadounidense, y también global, con la intolerancia en tiempos del fascismo europeo, en una columna de opinión publicada en el influyente diario The New York Times.

“Desde la iniquidad de Hitler y Mussolini no habíamos vuelto a ser testigos de tal resurgimiento del odio en contra del Otro, y ahora Estados Unidos (uno de los países que condujo la lucha contra el fascismo) es gobernado por hombres que quieren dar marcha atrás al reloj y usar la represión en lugar de la persuasión para obliterar muchos de los logros y glorias que damos por hechos”, afirmó el escritor.

Dorfman, profesor emérito de la Universidad de Duke, agregó que existe un peligro evidente para los derechos humanos.

“En todo el planeta, los logros lentos pero firmes del pasado están sitiados. Peor aún, la Tierra misma está en riesgo de un desastre climático y la extinción. Las fuerzas retrógradas y autoritarias, avatares modernos de la reconquista, avanzan país tras país, alimentadas por el nacionalismo étnico (…) Derechos que considerábamos inalienables y seguros se están corroyendo”, suscribió en The New York Times.

El intelectual, cuyas obras fueron llevadas al cine en Hollywood, remarcó que el autoritarismo que hoy avanza debe ser frenado. “Al haber visto en mi propio país la facilidad con que una enorgullecedora democracia puede ser sustituida por la más terrible de las tiranías, creo que nunca es muy temprano para lanzar una advertencia sobre los peligros que se vislumbran”.

Finalmente, Dorfman instó a las personas a organizarse en torno a sus convicciones. “(Debemos) tomar de nuevo la tierra en nuestras manos: valientes en la convicción de que ningún obstáculo es demasiado grande, ningún enemigo es demasiado poderoso, ninguna cordillera de desolación y muerte es insuperable”.

“Cada uno de nosotros ocupa un espacio de calma en medio de la turbulencia, cada uno de nosotros tiene algo que contribuir, nuestros propios Andes que cruzar si hemos de prevalecer”.