Las declaraciones de Alexander Núñez, más conocido como “Arenito” en el programa Primer Plano de Chilevisión han provocado una serie de reacciones a favor y en contra. En esta ocasión, tres grupos evangélicos acudieron al Consejo Nacional de Televisión (CNTV) para darle su apoyo luego de que el joven comunicara en pantalla que dejó de ser homosexual gracias a su fe.

Según consignó Emol, los grupos manifestaron que las opiniones que ha suscitado la confesión de Núñez “son completamente discriminatorias y denostan la fe cristiana, ridiculizando las creencias de quienes profesan la religión evangélica, presentando como inválido el testimonio de vida de una persona”.

Además, argumentaron que se habla de tolerancia, pero los “grupos homosexuales no toleran que una persona pueda cambiar, se busca encasillar y fomentar la homosexualidad en Chile lo cual es un hecho grave, pues se cierran las puertas y se critica cualquier opinión en incluso hechos vividos por las personas”.

Los evangélicos aseguraron que se ha vulnerado el derecho a la libertad de conciencia y expresión del joven, silenciado su testimonio, lo que consideran injusto.

“Así como movimientos homosexuales felicitan a quienes sacan a la luz su homosexualidad, del mismo modo los grupos cristianos puedan declarar sin ser discriminados su fe y su transformación que Dios realizó en su vida”, argumentaron.

Además, la presidenta de los Jóvenes Cristianos Evangélicos de la Universidad de Santiago, Judith Marín, manifestó que “no creemos correcto que se fomente la homosexualidad en Chile, es necesario que se muestren las otras posturas, creencias y experiencias como una alternativa válida y real para otros”.