50 millones de pesos es la cifra que la Corte de Apelaciones de Santiago estableció para que el Estado indemnice a los familiares de Arazati López López, ciudadano uruguayo cuyos restos encontrados en el Patio 29 fueron mal identificados por el Servicio Médico Legal.

El fallo de primera instancia indicó que “resulta un hecho público y notorio la necesidad de la ciudadanía, autoridades y por sobre todo de los familiares de víctimas detenidas desaparecidas, de obtener certeza, no sólo de su paradero, en algunos casos, sino también de su identificación en el caso de los restos encontrados en el Patio 29“.

La sentencia concluía que si bien el avance de los conocimientos y de las técnicas científicas está en constante desarrollo, ello no eximía al organismo “de su deber de proporcionar un servicio de calidad y excelencia, debiendo estar al tanto de la ciencia a nivel internacional”.

Según informa Cooperativa.cl, los restos óseos de López, un comerciante de artesanías detenido por una patrulla militar el 14 de septiembre de 1973, fueron individualizados en 1994 mediante peritajes antropomórficos en el Patio 29 del Cementerio General y luego fueron repatriados a Uruguay. Sin embargo, varios exámenes de ADN mitocondrial confirmaron en 2009 que habían sido mal identificados.

La sentencia del tribunal cofirma el fallo dictado el 28 de julio de 2016 por la jueza Rocío Pérez Gamboa, quien estableció la responsabilidad del Estado por la “falta de servicio” del SML y la indemnización a los familiares de la víctima.