El Sindicato N°1 de Trabajadores de Minera Escondida anunció hoy que aceptó la invitación de la Dirección Regional del Trabajo para participar en una reunión con la empresa, después de que las negociaciones quedaran suspendidas tras 6 días de huelga.

Las conversaciones se congelaron después del proceso de “buenos oficios”, en los que no hubo acuerdo entre el sindicato y la empresa controlada por la multinacional BHP Billiton. Dado que Escondida es la mina más grande del mundo y que por si sola representa el 20% de la producción nacional, el gobierno decidió intervenir a través de la DT para acercar las partes. Tarea que no será fácil, ya que el sindicato ha criticado duramente a la empresa por su “postura cerrada y dañina para sus trabajadores”.

“El Sindicato acudirá al llamado de la Dirección del Trabajo con la mejor disposición de conversar. Sólo podremos avanzar en resolver este dañino conflicto si la empresa respeta nuestras actuales remuneraciones y beneficios contenidos el convenio colectivo vigente hasta el 31 de enero pasado y no pretenda afectar los tiempos de descanso con nuevas prácticas de trabajo”, señala el texto comunicado de los trabajadores.

El encuentro se realizará mañana a las 11 de la mañana en las dependencias de la Dirección Regional del Trabajo. En paralelo, el sindicato viajará a Santiago para sostener reuniones en los ministerios del Trabajo, Minería y Medio Ambiente.