Durante los últimos años, el actor Ashton Kutcher se ha perfilado dentro del activismo social y político. A través de su sitio APlus, el actor se encarga de documentar y compartir sus visiones sobre la sociedad y la actualidad.

Esta mañana, el actor se presentó en el Comité de Relaciones Exteriores del Senado en Estados Unidos, donde se explayó acerca de la necesidad de combatir la esclavitud moderna, el tráfico y la explotación sexual de menores, según consignó El Universal.

Por ello, frente a los senadores, Kutcher se refirió a su trabajo en “Thorn: Digital Defenders of Children’, que consiste en un software que tiene por objetivo luchar contra este grave problema social que afecta a niñas, niños y adolescentes en todo el mundo.

“Mi trabajo es como el director y co-fundador de Thorn. Creamos un software que combate el tráfico humano y la explotación sexual de niños. Esa es nuestra principal misión. Mi otro trabajo es ser padre de dos niños, una de dos años y otro de dos meses. Y como parte de ese trabajo que tomo muy en serio, creo que está en mi defender el derecho de encontrar la felicidad y asegurarme que la sociedad y el gobierno lo defienda también“, relató.

El actor señaló que, como parte de su trabajo anti-tráfico, ha conocido a víctimas en “Rusia, en India, víctimas que han sido traídas desde México, de Nueva York, Nueva Jersey, de todo el país. He estado en asaltos del FBI donde he visto cosas que ninguna persona debería ver. He visto un video donde un niño de la misma edad que mi hija es violado por un estadounidense que era un turista sexual en Camboya“.

Ashton Kutcher sumó la historia del día en que el Departamento de Seguridad Nacional le pidió ayuda a él y a su equipo para atrapar a un violador de una niña de siete años y cómo, gracias a Thorn, una adolescente de quince años regresó a su casa en Oklahoma en solo tres días, después de ser engañada por un hombre en Internet.

Hace pocas semanas el actor también criticó la orden ejecutiva firmada por el presidente Trump del veto migratorio, recordando que su esposa, la también actriz Mila Kunis, es inmigrante y que sin la apertura del país estadounidense jamás podría haber logrado escapar de su país.