El “perdonazo” del gobierno argentino de más de 4 millones de dólares a Franco Macri, padre del presidente, sigue generando polémica al otro lado de la cordillera. Ayer, el fiscal federal Juan Pedro Zoni imputó formalmente al mandatario Mauricio Macri y su ministro de comunicaciones Oscar Aguad por supuestos delitos en el controvertido acuerdo entre Correos Argentinos y Sideco Americana S.A.

La investigación buscará “corroborar la existencia de conductas delictivas estrechamente vinculadas al proceso concursal” y “verificar las responsabilidades penales que podrían caberle a los distintos actores que intervinieron a lo largo de la totalidad de la tramitación del proceso judicial aludido, en el cual se observa que el interés público no habría sido protegido de forma adecuada”, según afirmó el fiscal.

En junio de 2016, el director de Asuntos Jurídicos del ministerio de Comunicaciones argentino Juan Manuel Mocoroa se reunió con representantes de la familia Macri, donde a nombre del Estado habría ofrecido cobrar a la empresa Correo Argentino el 50% de su deuda, pero que terminaría alcanzando el 99% del monto. El “perdonazo” se traduciría en más de 70 mil millones de pesos a 2033, equivalentes a 4 millones de dólares.

Las acusaciones judiciales sotienen que Mocoroa, bajo las órdenes de Macri, realizó una “propuesta abusiva, irrazonabale y ruinosa para los intereses de la comunidad”.

Según la fiscal Gabriela Boquín, quien ya había criticado el “Correo-Gate”, Mocoroa “debió contar con autorización expresa de autoridad competente, máxime que en el caso por la entidad económica de los intereses en juego la cuestión ameritaba la intervención del Poder Ejecutivo”. Zoni, por su parte, justificó la imputación contra el presidente para investigar si hubo un cambio de estrategia de parte del Estado respecto al caso, terminando con una “propuesta abusiva que implicaría un perjuicio patrimonial”.

“Resulta pertinente destacar que dicho funcionario desarrolla sus funciones a través de una cadena jerárquica que lo vincula con el Presidente de la Nación que a su vez resultaría beneficiario de forma directa o indirecta de la sociedad concursada y por ende del acuerdo suscripto por aquél”, agregó Zoni.

El perdonazo también deberá justificarse ante la Cámara, pues la diputada del Frente de Izquierda Soledad Sosa presentó un proyecto interperlacion contra el jefe de gabinete Marcos Peña, Oscar Aguad y el propio Mauricio Macri. “La condonación presidencial sobre la deuda de la empresa familiar Macri es una usurpación de las finanzas del Estado, es un agravio a todas las instituciones”, afirmó.