Cerrar publicidad
Debates y Combates 16.02.2017

La guerra de CNN contra el gobierno de Venezuela

La sanción contra el canal de noticias no es una censura a un canal porque piensa distinto -como muchos han planteado-, es un acto para contrarrestrar la guerra de CNN en Español contra el gobierno de Venezuela para evitar un golpe de Estado.

Por Martina Monti
/ Wikipedia

El miércoles 15 de febrero, el gobierno de Venezuela ordenó la salida del aire de la cadena de noticias CNN en Español. A raíz de esto, la Comisión Nacional de Telecomunicaciones de Venezuela (Conatel) decretó como medida preventiva “la suspensión y salida inmediata de las transmisiones del Canal de Noticias CNN en español en el territorio nacional”.

Muchos dicen que el gobierno chavista de Maduro incurre en una nueva censura contra los medios al sancionar a CNN en Español sacándolo momentáneamente del aire de la televisión venezolana. Pero pocos se preocupan de decir o averiguar el por qué. Lo que los medios no profundizan es que el 6 de febrero CNN emitió el reportaje “Pasaportes en la sombra”, acusando a autoridades gubernamentales, entre ellas al vicepresidente Tareck El Aissami (de ascendencia sirio-libanesa), de emitir pasaportes y visas venezolanos a terroristas de Irak. Denuncias que han ido alimentando día a día con nuevos “datos” sin pruebas comprobables.

Tampoco cuentan que, ante este reportaje, el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos emitió el lunes sanciones contra el vicepresidente El Aissami, acusándolo de facilitar, proteger y supervisar el envío de droga desde Venezuela a México y a Estados Unidos.

Tampoco detallan que la “censura” emanada de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones de Venezuela (Conatel) se trata de un “procedimiento administrativo sancionatorio (…) por agresiones directas contra el pueblo y el Estado venezolano”.

Es decir, será momentánea hasta que retiren las graves acusaciones.

Tampoco dan a conocer que Misael López, el ex consejero de la embajada de Venezuela en Irak, que fue quien afirmó a CNN que en dicho lugar existía una supuesta red de tráfico y venta de pasaportes venezolanos, es novio de la abogada y amiga de la esposa de Leopoldo López.

Tampoco dicen que CNN pertenece a Time Warner, cuyos miembros están ligados al Fondo Monetario Internacional, a los Rockefeller, a Exxon Mobil, Goldman Sachs y JP Morgan como accionistas claves.

¿Exageración? ¿Delirios de persecución? No lo creo. CNN fue el medio que en 2002 aseguró, también con reportajes y decenas de notas, que Irak tenía en su poder armas de destrucción masiva, impulsando y justificando mediáticamente la guerra de Estados Unidos contra esa nación cuyos horrores perduran hasta el día de hoy. Con los años se reveló que dichas armas nunca existieron.

Hay gente que todavía no se da cuenta que Venezuela está en peligro. Que los 43 muertos de 2014 y los 19 muertos de 2002 fueron víctimas de esta misma guerra mediática, la que hoy se traduce en la inflación y el desabastecimiento inducido de algunos productos. Esa es parte de la guerra por sacar a Nicolás Maduro del poder y acabar con 18 años de Revolución Bolivariana.

Nadie cuestionaría si el gobierno norteamericano saca del aire a TeleSur en Estados Unidos si durante tres días emitiera varios reportajes, entrevistas y notas acusando a Mike Pence (vicepresidente de EEUU) de albergar terroristas con pasaportes falsos y de tener redes con el narcotráfico mexicano. Así como nadie cuestionó que Mauricio Macri sacara del aire a TeleSur de Argentina.

A raíz de esto, el mismo miércoles 15, Donald Trump exigió al gobierno de Maduro la liberación inmediata del líder opositor Leopoldo López, dando pie al avance del intervencionismo de Estados Unidos en Venezuela.

La sanción contra el canal de noticias no es una censura a un canal porque piensa distinto -como muchos han planteado-, es un acto para contrarrestrar la guerra de CNN en Español contra el gobierno de Venezuela para evitar un golpe de Estado.

Notas Relacionadas

Comentarios