Pese a que las y los vecinos de Valparaíso se animaron a presentar un recurso de protección ante la Corte de Apelaciones en contra del Mall Barón, que se construye en el borde costero porteño, el tribunal decidió desestimar los argumentos de la demanda.

Según consigna SoyValparaíso, el documento plantea que “la construcción proyectada se encuentra dentro de un recinto portuario cerrado, que no enfrenta vía troncal ni expresa, ya que entre tal recinto y la vía más próxima se encuentra la línea del tren, que se emplaza en terrenos de la Empresa de Ferrocarriles del Estado, que no son enajenables”.

Respecto a uno de los puntos de los demandas, que señalaba una imposibilidad vial entre Errázuriz y la Avenida España, los jueces señalaron que “no es cierto que el proyecto enfrente a las Avenidas España y Errázuriz, porque enfrentar no es igual que conectar. En todo caso, la Avenida Errázuriz no es una vía troncal ni expresa, sino colector”.

Además, el tribunal aseguró que el mall no afectará el patrimonio y la condición de anfiteatro natural de la ciudad, argumentando que “donde se emplaza el proyecto de edificación no hay declaración de sitio patrimonial, según aparece de los documentos acompañados, tales como una copia de la postulación chilena a patrimonio de la Humanidad de Valparaíso de diciembre de 2001, con un plano e indicación de alcances de la declaratoria y documentos guardados en custodia consistente en el cuaderno de postulación, y un plano del sitio patrimonial declarado por la Unesco y zona de amortiguación”.

Por último, la Corte favoreció a la constructora a cargo del proyecto, acreditando que con la existencia de las vías de evacuación correspondientes, el lugar no amerita peligro para los asistentes en caso de tsunami. Así, el cuestionado proyecto recibió un nuevo respaldo.