Un revelador informe publicaron las Isapres esta jornada, que da cuenta del constante aumento de precio por el que pasa la salud chilena.

Se trata del informe Indicadores sanitarios Chile-OCDE, publicado por la asociación Isapres de Chile, que compara los indicadores nacionales con el del resto de los países miembros de dicha organización, según informa La Tercera.

El aumento progresivo del costo de la salud se debe, según al informe, al envejecimiento de la población y avance de tecnologías médicas, entre otras causas. “En la vejez no sólo se demandan más prestaciones, sino que ellas son por enfermedades más complejas, se vive más años con enfermedades crónicas”, dice el estudio, que también pone el énfasis en las licencias médicas: El “gasto que se ha elevado fuertemente por el mayor uso de licencias médicas y un aumentos de las remuneraciones y topes imponibles de los trabajadores”.

Además, las nuevas tecnologías médicas e intervenciones más sofisticadas “pueden inferir en cerca de la mitad del aumento del costo en prestaciones de salud”.

“La presión ya existe y la estamos viendo especialmente en el sistema de salud público, que atiende a la mayor cantidad de población, y es una población que tiene condiciones de salud más precarias que la de las isapres, que tiene un perfil distinto de la población que esta Fonasa”, aseguró la académica de la escuela de Salud Pública de la U. de Chile Alejandra Fuentes.

El informe también anuncia que “han cambiado los hábitos alimenticios, la forma de trasladarnos, de entretenernos, lo que implica mayor sedentarismo, una dieta con alimentos procesados”. Y finaliza poniendo énfasis en el déficit en indicadores de salud: “En recursos humanos e infraestructura para el cuidado de la salud, como en procedimientos clínicos; lo que unido a factores de riesgo para la salud elevados, llevará a un deterioro del estado de la salud de nuestra población si no se hace nada”.