El oficialista Lenín Moreno se impuso en la primera vuelta de las elecciones presidenciales en Ecuador. Pero pese a la gran ventaja (39% contra el 28% de su más cercano perseguidor Guillermo Lasso), el llamado a ser el sucesor de Rafael Correa está condenado a la segunda vuelta de abril.

El Consejo Nacional Electoral ecuatoriano dio a conocer los resultados preliminares con el 87% de las actas escrutadas: Lenin Moreno encabeza con un 39,09%, el segundo lugar para el ex banquero Guillermo Lasso con 28,28, el 16% para Cynthia Vitieri y el 6,7% para el candidato Paco Moncayo.

La constitución ecuatoriana estipula que para ganar en primera vuelta el ganador debería superar el 40%, con una distancia de más de 10% del segundo lugar. Condición que no estaría cumpliendo hasta ahora, aunque por escaso margen.

Los resultados preliminares concuerdan con las encuestas a boca de urna, las que daban por ganador a Moreno, aunque con diferencias sobre si alcanzaba el porcentaje necesario para evitar la segunda vuelta o no.

Además de elegir presidente y vicepresidente del país y todos los miembros del Parlamento (llamado Asamblea Nacional), en la jornada de ayer se realizó un particular plebiscito, en el que se le consultó a las y los ecuatorianos sobre si debería prohibir el uso de paraísos fiscales para los funcionarios públicos. Con el 20% de los votos contabilizados, el Sí marca clara ventaja con el 54% de los votos.

Estas son elecciones presidenciales en Ecuador han sido calificadas como una verdadera prueba para la autodenominada Revolución Ciudadana, que tiene a Rafael Correa como presidente desde hace 10 años. El popular mandatario -quien ganó tres elecciones con holgura- declinó postular para un nuevo período.

Los comicios resultan claves para el futuro de los gobiernos progresistas en América Latina, después de la derrota del kirchnerismo en Argentina y el golpe parlamentario contra Dilma Rousseff en Brasil.

Desde ya se vislumbra una cerrada votación final entre Moreno y el ex banquero Guillermo Lasso. Cynthia Vitieri, la candidata que quedó en tercer lugar ya anunció que apoyará al opositor en el balotaje final de abril, mientras se mantiene en duda si habrá alguna declaración a favor de Moreno por parte del candidato Paco Moncayo, quien agrupa a la izquierda por fuera del conglomerado de gobierno Alianza País. Este sector es precisamente uno de los que más creció en relación a otras votaciones, afectando directamente al oficialismo.