La Unidad de Fiscalización del Ministerio de Transportes aseguró que, entre los años 2015 y 2016, la máquina 2267 de la empresa Tur Bus -que protagonizó un fatal accidente que terminó con 19 fallecidos- fue fiscalizada en 22 oportunidades.

Según consigna Emol, la información fue proporcionada por la jefe de la repartición, Paula Flores quien reveló que los fiscalizadores le cursaron cinco multas por diferentes fallas, como “luces de detención, luces de viraje, neumáticos en mal estado y se van repitiendo algunas infracciones que tuvo esta máquina“, explicó.

Los antecedentes indican que, en el segundo semestre de 2016, la empresa fue objeto de 6.692 fiscalizaciones, recibiendo 585 multas. Las infracciones son a nivel nacional, mientras que la unidad no cuenta con un registro de infracciones de los buses que viajan fuera del país, que son utilizados para recorridos interurbanos.

Durante el año 2016 se realizaron 57.482 fiscalizaciones a este tipo de máquinas y en ellas se cursaron 9.420 infracciones por no cumplir con las exigencias de seguridad y control técnico.

Por ahora, la mayoría de las críticas tras el accidente en Uspallata apuntan a la responsabilidad del chofer de la máquina, Francisco Javier Sanhueza, quien se encuentra detenido y arriesga hasta 20 años de cárcel por las 19 muertes. Además, los pasajeros sobrevivientes han asegurado que le advirtieron al conductor acerca del peligro de ir a exceso de velocidad, lo que da cuenta su negligencia.

Paula Flores aseguró, sin embargo, que los conductores que trabajan en este tipo de viajes deben pasar “por una instrucción completa, no solamente en cuanto a la normativa del tránsito, sino que también hay evaluaciones psicológicas. Se les enseña los riesgos en caso de accidentes, por uso de alcohol y drogas. Hay una serie de capacitaciones que se dan en el curso”.