Llegó hasta el mesón de Copa Airlines, en el Aeropuerto Arturo Merino Benítez. Era la noche del lunes 20 y su vuelo estaba programado para un par de horas más. Ahí fue donde le informaron que no podría entrar a la isla.

El viaje lo tenía agendado hace un tiempo. Iba a recibir el Premio Oswaldo Payá, otorgado por la Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia, en representación de su fallecido padre, el ex presidente Patricio Aylwin.

Pero un cable del gobierno de Raúl Castro trabó toda la operación. Dirigido a la Cancillería y al aeropuerto SCL, el documento decía lo siguiente: “Favor no facturar ni enviar a pasajera AYLWINOYARZUN/LAURAMARIANAMRS que es inadmisible en Cuba. Información emitida por inmigración de Cuba”.

El documento que Copa Airlines exhibió a Mariana Aylwin para explicar que no tenía autorización para volar a Cuba

Impactada por la noticia, lo primero que hizo la ex ministra de Educación fue escribirle por Twitter a Rosa María Paya, la presidenta de la Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia:

Rápidamente el hecho se volvió tendencia en redes sociales. En conversación con Bio Bio Chile, Mariana Aylwin señaló que el suceso le hizo recordar los tiempos de la dictadura chilena. Luego, en El Dínamo (medio del cual forma parte del directorio), Aylwin fue aún más precisa: “Es peor que la dictadura de Pinochet”

Al tiempo en que el gobierno de Chile declaraba que “lamenta profundamente” el impasse de Aylwin con Cuba, en redes sociales algunos fustigaron al régimen de Castro por la medida y otros ironizaron con el apoyo de su padre al golpe militar, con sus negocios en la educación y algunos recordaron la doble moral para criticar a un país que en los últimos meses expulsó a a tres peruanos anarquistas, un periodista italiano, una defensora de los derechos humanos colombiana, un activista vasco, y un grupo punk.

Así reaccionaron en Twitter ante la noticia: