Con varias actividades se está llevando a cabo la Feria Wälung de Curarrehue, en la zona lacustre de La Araucanía. El evento cumple este año su 12° edición y abrió sus puertas el 15 de enero y estará funcionando hasta el 26 de febrero en el sector de Pichi Curarrehue.

La feria es organizada e impulsada por la Comunidad Wälung, quien tiene este año como lema “Respirando bosque nativo”, con el objetivo de llamar la atención sobre la situación de los bosques nativos del territorio y tomar conciencia de la importancia de su cuidado. En la instancia, el visitante puede encontrar productos tradicionales, artesanía y degustar la cocina mapuche y campesina de la zona.

El evento se realiza en el Wällmapu, territorio recuperado por las comunidades mapuche. Ellos mismos las definen como un mercado local en el cual se pueden plasmar las economías territoriales que se están levantando desde acá, desde la agroecología, la gastronomía y el turismo comunitario que tiene un lugar de encuentro. Ese lugar de encuentro cae los meses de enero y febrero, en tiempos de abundancia, en tiempos de Wälu. “No nos gusta llamarlo feria, creemos que es un lugar de encuentro donde puede estar y no necesariamente venir a comer o pasear, sino estar relajado al lado de este río Trangula que pasa al lado de esta mercado“, dice al respecto el werkén de Lof Trankura, Simón Crisostomo.

La Feria Wälung es el principal encuentro de la gente de Cararrehue. Un encuentro de artesanos, cocineros y creadores. La guardiana del territorio Anita Epulef, dice que es una invitación a encontrar su origen, a encontrarse con el silencio, con el agua, con sabores que invitan a recordar una memoria de la alimentación. “Este movimiento nació de un grupo de mujeres, pero hoy los jóvenes lideran la organización de esta edición”, explica.

El Desconcierto fue hasta la zona y entrevistó audiovisualmente a ambas autoridades mapuche. Te invitamos a verlas a continuación.

Mira la entrevista a Simón Crisostomo:

Mira la entrevista a Anita Epulef: