La comediante Daniela “Chiqui” Aguayo triunfó en el Festival de Viña del Mar, pese a las críticas. Durante su rutina en la Quinta Vergara, que alcanzó un peak de 43 puntos de rating online, la humorista recibió diversos cuestionamientos desde las redes sociales, que apuntaron a la supuesta vulgaridad de su rutina.

En la conferencia de prensa, Aguayo fue interpelada por las quejas viralizadas en Twitter por el uso de garabatos y el tratamiento de temas “subidos de tono”, a lo que ella contestó asegurando que disfrutó mucho la rutina y que eso se vio replicado en el público del certamen. Sin embargo, la comediante aseguró tener claro que el humor es subjetivo, por lo que podía ser considerada genial y fome a la vez por el público.

Además, la humorista señaló que las quejas por el uso de garabatos -que ella usa en su casa- se explican por el terreno machista en donde se desenvuelven las mujeres y agregó que intentó hacer una rutina honesta, como si estuviera hablando con sus amigas en casa, consignó Emol.

Del mismo modo, Daniela Aguayo aclaró que no tuvo “ningún tipo de censura de parte de Chilevisión” y agradeció dicha libertad, acusando el doble estándar de quienes critican que una mujer pueda usar groserías para hacer humor y no tienen la misma actitud ante un hombre.

“No conozco a ninguna mujer del barrio alto o bajo que no diga garabatos“, argumentó y recalcó que tampoco “me puedo hacer cargo de la odiosidad de las redes sociales”. Tras su presentación, “Chiqui” se retiró del escenario con una Gaviota de Plata y otra de Oro, sellando otra noche exitosa para los humoristas en Viña.