Durante esta tarde, las y los pobladores de la toma Felipe Camiroaga, ubicada en el sector Forestal de Viña del Mar, se manifestaron en contra de la alcaldesa Virginia Reginato, en las afueras del emblemático Hotel O’Higgins.

El reclamo de los vecinos apuntó a la carencia de servicios básicos con los que conviven cerca de 900 familias, que hoy no cuentan, por ejemplo, con suministro eléctrico o acceso a agua potable.

En entrevista con La Tercera, la vocera de los vecinos sostuvo que no fueron recibidos por la alcaldesa en el municipio, pese a haberlo solicitado.

“Estamos acá y esperamos que todo el mundo sepa que ella miente. Viña no es sólo Festival y caras bonitas. Viña tiene campamentos en el cerro que están oscuras, que no tiene agua y luz. Viña no es esto, es una gran mentira“, recalcó la dirigenta.

Además, la vocera señaló que se trata de la séptima protesta que realizan por esta tema, tras cinco años de “promesas incumplidas” y aclaró que la comunidad no está pidiendo regalos: “Nosotros no queremos todo gratis. Queremos pagar por nuestros servicios”.

Pese a la protesta, la alcaldesa de Viña no recibió a los manifestantes, mientras el Festival Internacional de la ciudad continúa acaparando toda la cobertura.