La Biblioteca Pública Digital de Chile, BPDigital, sumó ya más de doce mil títulos de libros descargables gratuitamente en su portal, según comentó su directora, Florencia García, a El Desconcierto.

“Nuestra misión es acortar el acceso a la lectura para todos los chilenos”, explicó sobre lo mismo la funcionaria, para quien la tecnología puede ser una herramienta para fomentar masivamente la lectura desde el sector público.

Los inicios, eso sí, no fueron tan claros, advierte al explicar el origen del proyecto que hoy ya sumó 130 mil descargas. Corría el año 2011 y el sistema de bibliotecas públicas chilenas se veía enfrentado a una crisis, debido a falta de espacio físico para poder recibir más libros. La Dirección de Bibliotecas Archivos y Museos (Dibam) estaba recibiendo bastante presupuesto para comprar nuevos ejemplares, pero no podía invertir en más de los que habían. Esto se tradujo en buscar alternativas que no fueran presenciales, pero que fomentaran la lectura a través de la tecnología.

El desafío entonces era resolver varios problemas, entre ellos la falta de estanterías y la falta de visitas a las bibliotecas. “En el fondo se presentó una oportunidad para poder explorar experiencia asociadas al libro digital, y es así como empezamos investigar y ganó Odilo, un desarrollador de bibliotecas digitales en español”, explicó.

El proyecto vio la luz en octubre de 2014. Partieron con tres mil quinientos libros exclusivamente para usuarios inscritos de la biblioteca pública, pero ahora es para todo aquel que posea RUT, independiente de dónde resida, sea en Chile o en el extranjero.

“Nosotros hicimos un trabajo de difusión con el Ministerio de Relaciones Exteriores, esto explica de que exista un gran porcentaje de chilenos que solicitan y sacan libros. Hemos aceptado gente de otros países que nos han solicitado libros, pero en general se trata de ciudadanos chilenos que viven en países como EE.UU, España o Argentina”, explica Salvador Young, encargado de contenido de la BPDigital.

Florencia cuenta que partieron con un número pequeño de colecciones, ya que había recelo a esta iniciativa. “Había miedo de que los libros se fueran a piratear, que no hubiera un sistema de seguridad tan fuerte con los derechos de autor”, expresó. Pero poco a poco, las editoriales fueron dándose cuenta que era un sistema seguro, ya que los libros poseen un código encriptado que resguarda los derechos de autor. Desde sus inicios hasta ahora, se han realizado un total de ciento treinta mil descargas.

Más que un repositorio de libros

Florencia cree que los chilenos y chilenas si quieren leer, pero faltan las instancias de difusión y acceso.”En el fondo esta iniciativa nos permite fomentar nuevas formas más expeditas y más comunes a todos los usuarios que están ocupados todo el día”, enfatizó.

La BPDigital quiere convertirse en algo más que un repositorio, sino que es una página activa, es por ello que es necesario usuarios  que comenten a través de la página y en eso trabajan los creadores de la iniciativa para convertir el sitio en un portal interactivo.

La plataforma otorga veintiún días para que el libro se quede en el computador, luego de ese periodo, el texto desaparece y se devuelve solo. Hay aproximadamente doscientas diez editoriales que participan en este proyecto, de las cuales sesenta son editoriales chilenas. Trabajan con asociaciones que agrupan a editoriales como la Corporacion Nacional del Libro, Cámara Chilena del Libro, Editores de Chile, y la Furia del Libro, que son los cuatro grupos gremiales principales.

Novedades de parte de la DIBAM

Durante marzo y abril de este año, se estará implementando un punto de difusión y préstamo digital en el embarque del aeropuerto Arturo Merino Benítez, en donde el usuario podrá escanear un “Código QR” para descargar libros. Asimismo, el proyecto tiene un convenio de colaboración con el Ministerio de Educación  para crear nuevos centros de aprendizaje, que son las bibliotecas escolares que tienen todos los libros que forman parte del plan lector regular que tienen los colegios.

BPDigital está encargada de comprar nuevos libros para que los niños tengan una cantidad suficiente de copias. Hay escuelas que próximamente implementarán bibliotecas digitales. Por otra parte, en enero se lanzó una aplicación completamente gratuita que se puede encontrar en la Playstore (para Android) y App Store (para Apple), que permite que el usuario pueda descargar libros desde celulares o tablets.

Puedes visitar la BPDigital aquí.