27.978 reclamos. Es el total de quejas que recoge el informe anual de reclamos de pasajeros del Transantiago cuyas conclusiones son difundidas este miércoles por El Mercurio. El medio revela que del total de reclamaciones, 11.237, un 40 por ciento, fueron porque el conductor no se detuvo en el paradero y los pasajeros quedaron esperando.

El medio recoge algunas de las quejas de los usuarios: “Al advertir la llegada del bus 516, hicimos las señas para que se detuviera; sin embargo, el conductor se escondió detrás de un bus 510 que estaba en el lugar, se cambió de pista y huyó dejando a los pasajeros y teniendo capacidad (…). Creo que esta denuncia será solo testimonial, porque la desconfianza en nuestras autoridades supera cualquier expectativa”, dice uno de ellos.

El excoordinador del Transantiago, Raimundo Cruzat, señaló al medio que si las autoridades volvieran a ofrecer las ganancias a los conductores, se “lograría incentivarlos a parar en los paraderos y reducir también la evasión”.

Desde el Directorio de Transporte Metropolitano, Luis Maluenda, aseguró que el rediseño del sistema contempla “esa problemática” y que ” se fiscalizará mediante inspectores y se aplicarán descuentos por cada vez que se verifiquen las faltas”.

Los otros reclamos más frecuentes entre los usuarios del transporte público son  los buses que no cumplen frecuencias (5.668, 20%) y los reparos por el estilo de conducción del chofer (1.505, 5,3%).