En el sector San Luis, de la comuna de Pemuco, quedó al descubierto la noche del pasado miércoles un posible caso de femicidio y suicidio, tras encontrarse los cuerpos sin vida de Andrea del Pilar Riquelme Toledo, de 34 años, y su cónyuge José Jacob Urra Contreras, de 53 años, con quien se encontraba separada de hecho.

El hecho se mantiene en investigación y de acuerdo a los primeros antecedentes obtenidos por Carabineros, PDI y la Fiscalía de Yungay, se estudian las figuras de femicidio, suicidio y parricidio, por la participación que habría tenido en el hecho uno de los hijos de la pareja, de 14 años, quien será formalizado este viernes.

La Directora Regional del Servicio Nacional de la Mujer y la Equidad de Género, Valentina Medel Ziebrecht, lamentó el hecho y comentó los primeros antecedentes que hablan de la agresión que habría precedido el fatal desenlace: “Hay una serie de elementos que confirman que la muerte de Andrea se da en un contexto de violencia de género y existen ya antecedentes de una agresión brutal a la que fue sometida por parte de su cónyuge, mientras se investiga además la participación del hijo de 14 años, que se encuentra detenido”.

La autoridad explicó que, si bien aún no es posible confirmar el tipo de delito, con los antecedentes que mantiene el Sernameg, “estamos trabajando en ofrecer los primeros apoyos a la familia de Andrea, y como Gobierno nos mantendremos trabajando coordinadamente con los organismos de justicia para esclarecer y también para ofrecer los apoyos institucionales, pero desde ya, repudiamos y condenamos la agresión y la muerte de esta joven mujer en un contexto de violencia de género“.