Una categórica respuesta tanto de Nabila Rifo como de Gendarmería produjo la publicación por parte del portal web de El Mercurio, Emol, la noticia de que la sobreviviente de femicidio frustrado habría intentado visitar a quien es acusado de ser su agresor, Mauricio Ortega, acompañada de sus hijos.

“Quiero decirles que yo no he ido a la cárcel ni iré a ver a Mauricio. Esas son mentiras. Las publicaciones en Facebook, la radio y los diarios son mentira. Hay registro, hay cámaras en la cárcel y yo no he ido. Les pido por favor que me apoyen en todo sentido” señaló la mujer a radio Santa María de Coyhaique.

La nota, pese a indicar que Gendarmería descartaba el intento de visita, reprodujo los dichos del defensor público de Mauricio Ortega, Fernando Acuña. “Nabila ha tratado y recabado autorizaciones para poder ver a su pareja. Ella incluso lo ha solicitado para poder hacerlo con sus hijos (…). No nos sorprende porque es sumamente concordante con su testimonio, con todas las cosas que ha hecho y con los incesantes intentos que ha hecho de tomar contacto con la familia de Mauricio, con sus cercanos y con todas las personas”, declaró el abogado al medio.

Junto a eso se destaca que a lo largo de la investigación Nabila Rifo ha entregado distintos testimonios relativos a la participación de Ortega, su ex cónyuge, en la agresión que provocó la pérdida de sus globos oculares, por la cual la Fiscalía pide 29 años de cárcel.

Al respecto, Rifo declaró que “estoy cansada de que involucren a mis hijos, los metan a ellos en cosas y los voy a defender como sea para que termine todo esto. Invito a que el 13 de marzo todas las mujeres me apoyen en mi juicio”, refiriendo a la próxima audiencia del proceso judicial.

Según han declarado expertas en el proceso de recuperación de sobrevivientes a la violencia de género a El Desconcierto, “es más importante la protección de la víctima, que no involucra sólo protegerla del imputado y su familia, sino que proteger también su identidad e intimidad de, por ejemplo, los medios de comunicación.

En esa ocasión Svenka Arensburg, ex directora ejecutiva de la Corporación La Morada, señaló que “sería impresentable es que cualquiera de nosotros se sienta autorizado para juzgar a Nabila. Establecer desde lo ajeno si ella está mintiendo o no, es violentarla en su propio proceso”. 

En tanto, Gendarmería señaló a través de un comunicado de prensa que la Dirección Regional en Aysén “desmiente categóricamente esa información, así como también la supuesta negativa de la institución para que ello se concretara. Consecuente con lo anterior, es pertinente precisar lo siguiente:

1-.Nabila Rifo nunca ha solicitado, ni de manera presencial ni vía documento, ser enrolada como visita, requisito previo e ineludible para ingresar a un recinto penitenciario con estos fines.

2-.En esta misma perspectiva, aseguramos que la citada ciudadana no ha concurrido al establecimiento penal mencionado en el contexto anteriormente indicado.

3-.Finalmente, Gendarmería de Chile en Coyhaique no ha negado ni se ha opuesto a cualquier intención de visita de la ya mencionada persona bajo ninguna circunstancia.”.