A través de una publicación en Facebook, una joven que esperaba por atención en el Servicio al Cliente de Tiendas París dio a conocer la particular denuncia de acoso que una niña de 10 años escribió en el libro de reclamos de la sucursal de retail.

“Hoy esperando en servicio al cliente, me puse a ver el libro de reclamos y me encuentro con este triste mensaje. El acoso callejero comienza desde que somos niñas, cuando nos da miedo, cuando nos da asco y ganas de llorar. Por eso, ud. no piropee y enseñemos a nuestros hijos a respetar y amar”, escribió María Francisca Carroza en su cuenta de Facebook.

Además, compartió la imagen de la denuncia de la niña, donde se lee lo siguiente: “Yo vi una ropa y quería mostrársela a mi mamá, entonces fui a buscarla a Adidas y en la entrada de la tienda había un señor viejo que me tiró un beso al aire a la cabeza y me dio asco, enojada y me dio ganas de llorar”.

La niña continúa su relato, agregando que “andaba con una polera azul con rayas blancas y no sé si pantalones azules o gris y pelo de color blanco, y lo estaba esperando su señora, y pasó como a las 16.40 a la entrada de la Tienda París, por el lado del Mall”.

Por último, la niña, que firma con el nombre de Sofía, sentencia que “no me gustaría que esto le pasara a otras niñas. (Tengo 10 años)“.

El crudo testimonio da cuenta de que las experiencias de acoso afectan a las mujeres desde que son niñas, haciéndolas sentir intimidadas y con miedo, ya sea en lugares públicos o al interior de entorno familiar. Un relato que llama a pensar en esta realidad y buscar las formas de proteger a las niñas y niños de estas amenazas.