El presidente de Ecuador Rafael Correa advirtió a los opositores que respeten la voluntad de la mayoría: “Si se portan mal, me presento y los vuelvo a derrotar”.

Eso luego de que tras el ajustado resultado de las elecciones presidenciales, que llevará a Lenin Moreno y a Guillermo Lasso a una segunda vuelta, el mandatario ecuatoriano denunciara irregularidades en el proceso electoral.

Además, el mandatario ecuatoriano avisó de que “si gana la oposición [en la segunda vuelta], empieza a perseguirnos y quiere destrozar todo lo ganado, existe la figura de ‘muerte cruzada’”.

Esta figura legal, establecida por la Constitución de Ecuador de 2008, permite a los poderes Ejecutivo y Legislativo “disolverse mutuamente por una sola vez en los tres primeros años de gestión”. En caso de suceder esto se deben convocar nuevamente elecciones en las que el jefe de Estado vigente puede volver a presentarse: “Tenemos mayoría en la Asamblea y en un año nos podríamos ver de nuevo aquí”, dijo Correa.

En comicios realizados el pasado 19 de febrero, el candidato oficialista, Lenin Moreno, no logró la victoria en primera vuelta por un escaso margen de apenas un 0,7 por ciento, por lo que el próximo 2 de abril se enfrentará en una segunda vuelta al banquero Guillermo Lasso.