En una rutina que tuvo como blanco a las desabastecidas enfermerías de colegios, a los cuicos que preguntan “¿de qué colegio saliste?”, el uso de WhatsApp, una eventual Universidad de Colo Colo, el humorista de 27 años Fabrizio Copano hizo reír a la Quinta Vergara en el último día del Festival de Viña 2017.

Pero no todo fue bromas y rutinas probadas, sino que Copano también opinó duramente acerca de distintos temas a lo largo de su rutina.

“Es de verdad hora de que nos enojemos cuando nos cagan, que nos empecemos a organizar. No sirve de nada que vengan los humoristas acá todos los años a decir ‘hasta Oriana ha estado más encerrado que Jovino Novoa’ si igual nos van a cagar. Si no nos enojamos en serio y no creamos un Frente Amplio entre nosotros para de verdad protestar, nos van a seguir cagando”, dijo en medio del show.

Luego agregó: “A Jacqueline Van Rysselberghe le mandan por mail las leyes, ¡y ella las copia y pega descaradamente! De hecho es tan penca que la ley termina con ‘enviado desde mi iPhone’ po’ hueón”.

El humorista también ironizó respecto a las noticias falsas que se dieron a propósito de los incendios que sufrió Chile durante este año: “El otro día mi mamá se me acercó y me dijo: ‘Hijo, ya sé quiénes provocaron los incendios. fueron unos mapuches colombianos, homosexuales de la UDI, que junto con la gente de ISIS, de Al Quaeda, de Spotify, de la Junji y de la Conmebol están quemándolo todo'”.

Además, Copano manifestó una postura en torno a la interrupción del embarazo: “Yo estoy a favor del aborto. La mujer debe decidir sobre su cuerpo y no tiene que haber un grupo de hombres congresistas que decidan”. Luego dijo que si el aborto tuviera un nombre más del estilo de la derecha, como “reducciòn de personal”, ahí quizás a ellos les gustaría.

Repaso a Alberto Plaza

Luego de una semana en la que el músico Alberto Plaza ha tenido polémicas declaraciones a propósito del humor en Viña, tratando a humoristas de “flaites”, Fabrizio Copano aprovechó de repasarlo en su rutina.

En medio de una parte del show en que hablaba del uso de las madres de Whatsapp, aprovechó de decir: “Alberto Plaza, chúp…”. Además, terminó su rutina con el tema del artista “Que cante la vida”, gritando “¡Viva Alberto Plaza!”.

En conferencia de prensa ya había dicho: “Hay gustos para todos, hay gente que le gusta Alberto Plaza… bueno, no. Alberto Plaza es una mierda”.

Finalmente, en el backstage, Copano recalcó: “Así como el año pasado las mujeres dieron la voz, este año también, que hayan gays, gente de distintas culturas, yo creo que la Quinta Vergara tiene que representar a todos y cuando Alberto Plaza dice que los flaites se toman la quinta, sí, no sólo los flaites, sino que todo tipo de chilenos, eso es una alegría así que hay que celebrarlo”.