A poco tiempo de que se le realizara un juicio abreviado, falleció el principal delator del caso de financiamiento irregular de la política conocido como Caso Penta, el exgerente de la empresa Hugo Bravo.

El profesional fue internado este martes en la Clínica Las Condes producto de una descompensación, lo que provocó su ausencia en el juicio abreviado programado para ese día. La instancia judicial fue reprogramada para este 28 de febrero.

El exgerente había sido autorizado por la Corte de Apelaciones a cumplir su medida cautelar en arresto domiciliario total y, según una nota de la Revista Qué Pasa, estaba siendo irresponsable con el uso de sus medicamentos, que ocupaba para tratarse principalmente su diabetes, hipertensión, neuropatía de Charcot, sus problemas cardíacos, renales y la depresión.

Bravo estuvo vinculado al Grupo Penta, liderado por Carlos Alberto Délano y Carlos Eugenio Lavín, por más de 30 años. En 1995 se había convertido en el gerente general de las empresas Penta pero, 20 años después luego de ser abandonado por los controladores cuando cayó en el caso de Fraude al FUT, decidió delatar todas las operaciones oscuras del consorcio, que involucraban una red de financiamiento irregular de la política, principalmente de la UDI.

Ahí se conoció cómo políticos como Iván Moreira o Ena Von Baer solicitaban dinero al exgerente para sus campañas electorales.