Siguen las revelaciones respecto a los negocios del ex presidente Sebastián Piñera. Mientras que durante la mañana se conoció que tanto él como su familia tenían intereses comerciales en la minera Dominga al momento de bajar la construcción de la termoeléctrica Barrancones, que la afectaba directamente, esta tarde se conocieron los correos que implican a su hijo en el caso Exalmar.

Así, radio Bio Bio informó de la existencia de un correo electrónico dirigido a Sebastián Piñera Morel que demuestra que, al menos octubre de 2010, supo de la inversión que Bancard realizó en la Empresa Pesquera Exalmar S.A. El correo electrónico en cuestión es parte de la carpeta de investigación del llamado caso Bancard, cuyo secreto se levantó la semana pasada.

Allí el analista de inversiones y asesor de Bancard Cristóbal Silva entrega a Nicolás Noguera, Carlos Marinetti y Sebastián Piñera hijo su evaluación negativa de una posible inversión en la pesquera peruana.

Según se publicó en La Tercera, Sebastián Piñera Morel se defendió en su declaración a la Fiscalía asegurando que fue incluido en este correo por error. “Respecto del correo que se me consulta, según me informó el abogado de la empresa, estuve copiado en un solo correo en que un analista, Cristóbal Silva, en un mail dirigido a Nicolás Noguera le comunicaba que se avecinaba la oferta pública inicial de acciones de la empresa Exalmar, lo cual me imagino fue un error del analista en cuanto a incluirme en un correo que no guardaba relación con mi labor dentro de la empresa. Debo decir que a mí no me llegó otra comunicación como esa más adelante”, se cita de su respuesta en el expediente judicial.

A esto Piñera hijo añadió que “puedo decir que no tuve ninguna participación en dicha inversión. Esto en ninguna de las etapas del proceso, ni en el análisis, decisión de compra, ni en el seguimiento, y tampoco en ningún activo de ese tipo, ya que no era parte de mi rol dentro de la empresa. Mi rol era ver inversiones en fondos de inversión administrados por terceros”, había señalado previamente, tratando de descartar cualquier participación.