En 2010, el actor Casey Affleck fue acusado de acoso sexual durante el rodaje de I’m Still Here, una de las razones por las que no se encontraba entre los favoritos para recibir el Oscar al Mejor Actor durante esta edición.

Sin embargo, el hermano menor de Ben Affleck logró ganar el premio, superando a otros nominados como Ryan Gosling, Viggo Mortensen, Denzel Washington y Andrew Garfield.

Según consigna El País, Casey Affleck protagoniza Manchester by the sea, un película independiente que se ganó el elogio de la crítica y provocó el rechazo de una de sus pares, como la actriz Constance Wu, de Fresh Off The Boeat, quien criticó duramente su nominación a través de redes sociales. En la cinta, el ganador del galardón interpreta a un tío que debe hacerse cargo de su sobrino adolescente.

No obstante, Casey Affleck ha negado todas las acusaciones de acoso sexual en su contra. En noviembre pasado, aseguró a Variety que “la gente dice lo que quiere sin importarle el daño”.

El escándalo de acoso, ocurrido en 2010, terminó por un acuerdo entre ambas partes. El actor se habría sobrepasado con sus compañeras durante la grabación de la película protagonizada por Joaquin Phoenix, que era dirigida por él mismo. Según los testimonios de la productora Amanda White y de la directora de fotografía Magdalena Goka, Affleck las acusó sexualmente en diversas ocasiones y también las maltrató, abusando de su rol como director.