El expresidente Sebastián Piñera se refirió a los últimos antecedentes que se dieron a conocer, en el marco de las indagatorias del caso Exalmar. Las indagatorias que sostiene la Fiscalía apuntan a que el hijo del empresario, Sebastián Piñera Morel, tenía conocimiento del análisis de inversión que hizo la empresa Bancard con la pesquera peruana, mientras Chile se enfrentaba a Perú en La Haya.

Por ello, Piñera participó de un punto de prensa organizado especialmente en la Fundación Avanza Chile, donde enfatizó que “no utilicen a mi familia para atacar mi carrera política. Cada vez que ello ocurra yo estaré siempre en la primera línea de defensa”, consignó La Tercera.

Además, el exMandatario aseguró que el Partido Comunista, a través de algunos de sus diputados y en complicidad con personeros de la Nueva Mayoría, “está desarrollando una canallesca y sistemática campaña sucia, cuyo objetivo es tratar de enlodar mi trayectoria y confundir a la opinión pública con un claro propósito: impedir o dificultar una eventual candidatura presidencial por mi parte. Tal vez porque esa candidatura aparece hoy día encabezando todas las encuestas de opinión publica”, acotó.

En esa misma línea, el imputado Sebastián Piñera enfatizó que el diputado comunista Hugo Gutiérrez “ha abusado del Poder Judicial para conseguir sus objetivos políticos (…) Comprendo la desesperación de algunos sectores de la Nueva Mayoría, pues muchos de ellos no conocen la palabra trabajo. Han vivido e intentan seguir viviendo de las prebendas del Estado y le tienen terror a volver a ser ciudadanos comunes y corrientes, y tener que volver a ganarse la vida como la inmensa mayoría de mis compatriotas”.

Piñera también se refirió a las informaciones que lo vinculan con el proyecto portuario-minero Dominga, que pretende instalarse en la comuna de La Higuera.

“Efectivamente una empres ligada a mi familia de cuya administración no participo ni nunca he participado, desarrolló en 2009 un proyecto de exploración en el sector minero de nuestro pais y específicamente en la Región de Coquimbo. Al poco tiempo y luego de un hallazgo importante de mineral, esa inversión de una empresa de mi familia fue íntegramente vendida antes de que se realizara ninguna gestión administrativa ante el Estado, relacionada con permisos mediambentales (…) las cuales recién se iniciaron el año 2013”, precisó.

Además, el exPresidente enfatizó que “puedo asegurar que ni en el caso de Exalmar ni en esta inversión minera existe ni el menor asomo, ni ninguna conducta que pueda ser ilegal o ilegitima”. 

Por último, Piñera envió un mensaje a sus adversarios políticos: “Quienes piensan o pretenden que con estos ataques van a debilitar mi compromiso con el servicio público, o mi compromiso con Chile o los chilenos, están profundamente equivocados y no me conocen. Más aún, este tipo de ataque sólo me motiva a seguir más comprometido que nunca con mi país, con los compatriotas y la solución de los grandes problemas”, cerró.