El presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski (PPK), habló de la relación entre Estados Unidos y América Latina en la condecoración que la Universidad de Princeton le entregó durante su viaje por el norte del continente, en el que se reunió con su homólogo Donald Trump.

“Estados Unidos se enfoca en aquellas áreas donde hay problemas. Como el Medio Oriente. No invierte mucho tiempo en América Latina pues es como un perro simpático que está durmiendo en la alfombrita y no genera ningún problema”, comentó el mandatario, quien también precisó que Venezuela es la excepción y que su situación es “insostenible”.

Según PPK, la región podría entrar en un período de lento estancamiento si no lleva a cabo una “revolución” que le permita superar algunos de sus rezagos. Ante este escenario, dijo que “el gran desafío” de la región  tiene que ver con la educación, “en un sentido muy amplio”, que incluye un mayor impulso a la investigación y mayores avances en el campo tecnológico.

A pesar de haber dicho en más de una oportunidad que la posibilidad de un muro en la frontera de EE.UU. y México era negativa, el mandatario evitó profundizar sobre el tema tras reunirse el pasado viernes en la Casa Blanca. El encuentro convirtió a Kuczynski en el primer jefe de Estado latinoamericano que mantiene un encuentro con el presidente estadounidense. Ambos conversaron sobre el crecimiento de la región y los peruanos que viven en Estados Unidos.

Además Trump expresó su malestar con Venezuela y lo calificó como uno de los mayores problemas que tiene Latinoamérica.