En la apertura de CNN Prime, los periodistas Mónica Rincón y Daniel Matamala hicieron una breve pero concisa explicación de los conflictos de interés que asedian al expresidente Sebastián Piñera.

Sebastián Piñera y su familia fueron socios mayoritarios de Minera Dominga“, inició Matamala en su exposición, sin más rodeos. Y prosiguió su compañera: “Un antecedente hasta hoy desconocido pero muy importante porque coincide con el inicio de la presidencia de Piñera y con su decisión de frenar con un telefonazo, saltándose la institucionalidad ambiental, la termoeléctrica Barrancones”.

Según explicó el conductor de CNN Prime, con ello, se puso fin “a un proyecto que impactaría la misma área geográfica de Dominga, al que ahora sabemos, era en parte propiedad de su familia. No hay ninguna prueba de que ambos hechos hayan estado relacionados, pero sí es evidente que hay un conflicto de interés que no fue transparentado”.

Rincón recordó que Piñera tomó una decisión como presidente que “eventualmente podría afectar sus intereses económicos y lo hizo sin revelarle a la ciudadanía ni mencionar en su declaración de intereses su vínculo con Dominga”.

Además, Daniel Matamala acotó que hay hechos más complejos. Por ejemplo, que esa “fue vendida a Carlos Délano, amigo del presidente y controlador de Penta. Ellos comenzaron a tramitar el permiso ante las autoridades mientras, simultáneamente, el subsecretario de Minería Pablo Wagner recibía pagos de Penta”.

El periodista recordó que “como siempre hemos definido en este espacio, eventuales delitos deben ser determinados solo por los tribunales. Cosa distinta es la evaluación política de las acciones de las autoridades. Especialmente, de una tan alta como el Presidente de la República”.

Por último, Rincón acotó que “en este caso no se actuó ni con la transparencia ni separación rigurosa entre cargo público e interés privado. Una separación que nuestra democracia merece y exige”.